19 enero 2010

Lo Inconsciente.


Sueño de una mujer de 50 años:
"Estoy en mi casa y desde el pasillo veo que en el comedor hay mucha gente. Me acerco a ellos y en vez de mesa hay un ataúd. Con mucha calma miro por el vidrio del cajón abierto y veo dentro a mi marido muerto. No me asalta ninguna emoción. A continuación me siento en una silla y sacando un lápiz labial rojo de mis bolsillos comienzo a pintarme los labios".
Todas las noches soñamos y los sueños siempre apuntan a una parte que ignoramos de nosotros mismos. Marie Louis von Franz, principal discípula de Jung, decía: "el sueño nunca dice algo que uno ya sabe. Indica algo desconocido, un punto ciego".
Interesante aseveración. Es decir que en nosotros hay áreas ignoradas, partes oscurecidas que permanecen lejanas del alcance consciente. Cada ser humano posee sentidos y una inteligencia que le permiten comprender y procesar la información del entorno. Sin embargo mucha de esa información, pasa de manera subliminal por la conciencia y queda registrada tenue pero firmemente en esta "estructura" psiquica que Freud llamo el inconsciente.
Los sueños provienen de allí, de esa gigantesca área bajo el nivel de atención de la psique, donde se registran y guardan traumas, confusiones, deseos, frustraciones, esperanzas, recuerdos, infancia, miedos, dones desconocidos, de un cuanto hay.

Sigue a la vuelta.

La mejor metáfora es la del computador. La cantidad de información que procesamos en cada momento es enorme. Imaginemos un tipo piloteando un Airbus A380 con 250 pasajeros a bordo en el momento justo del aterrizaje. El piloto está atento a los instrumentos, a las condiciones visuales que tiene enfrente, a la voz del copiloto que tiene a sus lado, a la informacion que le llega a sus oídos desde la torre de control, etc. Todos sus sentidos y su consciente están full dedicados a la compleja maniobra del aterrizaje.
En el ejemplo del computador, él tiene abierto y está utilizando el software que lleva en su psique llamado "aterrizaje en Airbus A380". En la pantalla de su psique/PC acumula todos los datos al respecto. Sin embargo en la psique  de nuestro piloto hay muchisimos otros contenidos, que en el instante del aterrizaje están apagados y el no está utilizando. Por ejemplo, algo simple, tiene hambre. Pero esta tan concentrado en aterrizar que el impulso del hambre pasa a segundo plano. O algo mas profundo que el hambre, tiene una conversación pendiente con su hijo de 18 años por una dura discusión de ayer y que le dejó preocupado. U otro asunto mas abajo aún: nuestro piloto tuvo en su infancia un padre ausente. Hambre, conversación con su hijo, padre ausente, son programas que tiene cerrados al momento del aterrizaje. Bien por los pasajeros.

Funcionamos con 1 o 2 programas a la vez. Eso es lo que vemos en determinado instante en la pantalla del computador-psique. Hay gente que tiene mas memoria RAM y que podra abrir 4 programas sin enlentecer mucho el procesador. Pero ademas de lo que vemos en un determinado instante, nuestro ser posee miles de programas más, que son guardados en el disco duro. Algunos los usamos con frecuencia, otros en contadas ocaciones, pero hay algunos que están alli desde hace años, y que incluso ignoramos que alguna vez compramos ese programa o  que siquiera existen esos datos. ¿No se te han perdido fotos, documentos y programas en un computador?. Siempre.




Cada uno de estos contenidos/programas perdidos en el disco duro de la psique posee energía. Mientras más oculto esté, mas energía potencial tendrá. Nuestro piloto no puede pensar en la ausencia de su padre cuando aterriza. Pero que tal si NUNCA piensa en el abandono de su padre y deja esa información enterrada en los fondos de la inconciencia.
¿Y porque no piensa en ella?. Porque fue o es dolorosa. Mejor pensar y conversar otras cosas. ¿Influirá el dolor de la asusencia del padre que sintio entre los 3 y los 18 años, en su vida actual?... Por supuesto que sí. Deben haber fantasias, actitudes, respuestas automaticas que tiene ahora como adulto ligadas a ese conflicto. En la discusion con su hijo de 18 años de ayer, debe de haber pesado  mucho el  antecedente del piloto "yo no tuve padre". Mientras menos use los datos "el dolor de la ausencia de mi padre" mas poder tendra éste sobre su vida. Un poder oculto, subliminal, pero tremendo.
¿Que tal si nos hacemos los locos  que tenemos una mala relación de pareja, o lo sabemos pero no tomamos ninguna actitud sana con respecto a ello?. Pues esas emociones pasan al inconsciente y serán los sueños los encargados de rastrear esos contenidos enterrrados. Los sueños, siguiendo la metáfora del computador, hacen de buscador de Windows.
La mujer de nuestro sueño del comienzo aún está casada. Mal casada. Un matrimonio de 30 años, con un hombre 10 años mayor, con el cual rara vez tiene intimidad y con quien ya hace muchos años que nos es feliz. Pero hay hijos (ya grandes), patrimonio en común, miedos del que dirán, inseguridades, etc. Se aterra ante la sola idea de separarse. En su sueño mata al marido. Este yace en un atúd siendo velado en el comedor de la casa. Ella no siente ninguna emoción. No hay tristeza. Se aleja y se pinta los labios de rojo. ¿No se está acaso  embelleciendo, y preparando para una nueva conquista?. El sueño le muestra que en su inconsciente quiere separarse y buscar otro amor.

Los sueños nos muestran valiosa informacion proveniente de  olvidadas y peligrosas capas de la psique. Y digo peligrosas, porque ¿no es para esta mujer del ejemplo un riesgo el separarse?. Y todo lo peligroso lo enterramos, pensando que bajo tierra esos asuntos no molestarán.




1 comentario:

  1. Claramente en la vida es facíl no mirar, ignorar, e incluso inventarse una buena teoría que permita mantener estable y armadita la vida, pero el mensaje del alma siempre pugna por salir......

    ResponderEliminar