26 febrero 2010

De cómo volver a soñar y recordar los sueños.

En el último posteo de EL ARTE DE SOÑAR conversamos del porqué no soñamos. Y ahí estaban los antidepresivos, las benzodiazepinas, el stress que nos impedía entrar relajados a los sueños, la TV y el computador hasta muy entrada la noche, y la no existencia de una cultura que valorara los sueños.
Afortunadamente nada está perdido. Hay técnicas y maneras de volver a soñar y recordar los sueños.
Lo primero y mas evidente es recordar todas las mañas relatadas en el posteo anterior del tema. Si uno evita lo que impide recordar los sueños, pues esos factores se vienen abajo y el bloqueo se termina.
A continuación relataré que cosas podemos hacer para cada mañana tener al menos un sueño fresquito con el cual poder trabajar.
-Desear soñar. Este debe ser el punto más simple e importante. El hecho de saber que la noche nos es sólo para dormir, y que podemos recuperar el poder perdido sobre nuestras vidas a través del material que destilan los sueños, es un incentivo generalmente suficiente para que estos vuelvan a ser recordados.
Las personas que vienen a psicoterapia de orientación jungiana, reciben la instrucción de anotar sus sueños, para que a la próxima sesión traigan ese material. Muchos se angustian y comentan "oiga es que yo no me acuerdo de mis sueños". El mero hecho de pedirles que pongan un cuaderno en su mesa de luz y un lápiz y que sepan que esto es importante para su trabajo personal, hace que los recuerden por la mañana. A la segunda sesión llegan sorprendidos porque pudieron anotar por lo menos dos o tres.
Asi que si uno le pone voluntad a querer recordar los sueños, mas el cuaderno y lapiz en la mesa de luz, ellos vuelven. Papelitos y hojitas sueltas no sirven.
Apenas uno despierta es cuando se deben anotar los sueños. No es bueno levantarse, ducharse y tomar desayuno, y despues anotarlos, pues en la medida que uno entra en los quehaceres cotidianos, el sueño, que en un principio era nítido y claro, se va poniendo borroso hasta olvidarlo antes de media mañana.

 Cuando uno despierta, incluso la postura corporal va unida a la memoria del sueño. Moverse con cuidado, tomar el cuaderno y el lápiz, ayuda a conservar los mas pequeños detalles de éste.
A veces uno se despierta a mitad de la noche con un sueño. Es bueno anotarlo. de inmediato. Si uno duerme acompañado y prender la luz puede provocar una ruptura matrimonial y que el cuaderno de sueños acabe en el tarro de la basura, una pequeña linterna puede ser de mucha utilidad.
Hay que poner la fecha del sueño, pues ellos tienen que ver con lo que nos ocurre en esos días, y anotar todos los detalles que uno retenga, hasta los mas insignificantes. Personas, lugares, acciones, emociones, elementos extraños, todo nos será útil.
Entre sueño y sueño registrado es necesario dejar un espacio generoso en el cuaderno, para escribir notas con los análisis e interpretaciones correspondientes que surgan.
Titula cada sueño. Ello hará que cada sueño tenga una individualidad, y ayudará en el trabajo simbólico sobre él. De ello hablaré en otro posteo.
Escríbelo en tiempo presente: "estoy en un aereopuerto y me acompaña mi papá. Hay una demora en el avión. Nos sentamos y..." La idea es traer el sueño al aquí y al ahora.
-Desenchufarse. A medida que se acerca el momento de dormir es bueno ir bajando los decibeles y no entrar lleno de asuntos y atareado al mundo de los sueños. Una música suave, un paseo antes de acostarse, regar el jardín, meditar, leer en la cama, una conversación agradable, proporcionan la necesaria distancia con la preocupaciones y obsesiones diurnas, permitiendo un acceso más fácil y profundo al reino del inconsciente.
-Ojo con las siestas. Hay personas que en el breve lapso de dormir 10 a 15 minutos tienen actividad onírica.


-Comer suavemente en la noche y al menos una hora antes de acostarse. Médicamente la cena debiera ser la comida mas liviana de la noche. Aparte de ahorrrarse los gastos médicos por un reflujo gastro-esofágico, la sangre durante la noche va a poder visitar otras áreas mas nobles que las intestinales, mejorando la cualidad de los sueños. El ayuno es una potente herramienta para soñar. Chamanes, místicos y santos, usaban el no comer para potenciar las visiones y los grandes sueños. También mas adelante volveremos sobre este punto.
-Otra técnica es el dormir "traspuesto" como llamamos aquí. Uno se acuesta con ropa tapado por una frazada. Uno tiende a despertarse antes de las dos horas, y ahí recuerda un sueño. Entonces se le anota, se pone su pijama y se mete entre las sábanas.
-Las sustancias alucinógenas (plantas de poder) aumentan la profundidad y realismo de los sueños. Estos se hacen nítidos, muy vívidos y con la presencia de grandes símbolos. El único problemilla es que con ellas se corre el riesgo de tener que irse a soñar a Santiago 1.
-Útil es también poner el despertador a mitad de la noche. En ese momento uno puede registrar aquello que estaba soñando. No apto para personas que no pueden volver a quedarse dormidas y para la armonía de la vida en pareja.
-Cambiar la dirección de la cama. Somos seres rutinarios y cualquier ruptura de nuestra actos predecibles resulta en una mayor facilidad para acceder al material inconsciente y mágico. Significa mover la cama. Si apuntaba en una dirección, cambiarla de lugar en el dormitorio. Es increíble como funciona. La mayoría de los dormitorios soporta una o dos orientaciones donde poner la cama. 
-Aprovechar las oportunidades cuando uno duerme en otra casa, en la playa, en vacaciones, durante viajes. Hay un rompimiento de rutinas que activa la memoria de recordar los sueños.
Si a pesar de todas estas técnicas y de evitar los factores que evitan el soñar, usted no recuerda sus sueños, puchas, significa que el bloqueo es muy fuerte, porque todos tenemos etapa REM durante la noche. Pero insista. Este grupo de personas tiene al menos 1 sueño por mes que recuerda, o trozos de sueño. El trabajar sobre este escaso pero valioso material es muy importante, porque esos simbolos lograron atravesar todas las defensas y barreras y llegar hacia el conciente. Ese único sueño mensual vale oro.


6 comentarios:

  1. rebueno... lo intentaré!! ojala me funcione

    ResponderEliminar
  2. hola amigo, oye mira llevo años sin recordar claramente lo q sueño, simplemento no entiendo, o no recuerdo que sucede o no sueño nada.
    Por sierto desde que empezo a sucederme esto,me eh sentido raro algo en mi, me falta, y mis animos han bajado. puedes recomendar algo?
    Por tu atencion gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola, llevo al menos 5 meses sin soñar o no recordar mis sueños, estoy algo preocupada porque últimamente va todo fatal... Además me da muchísimo coraje el no poder soñar, ¿Cómo podría volver a soñar?
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Amigoo Si Yo Despues De Hacer Mis Quehaceres Recuerdo Mi Sueño Puedo Escribirlo?

    ResponderEliminar
  5. mi primer sueño es involuntario, al volver a dormir retomo mi sueño y se siente muy real, como si conformara parte de mi pasado.
    e tenido el privilegio de soñar muchas veces con persona desconocidad el cual no le veo el rostro, mi ultimo sueño con una persona desconocida fue una chica, el cual pude ver su rostro.
    Recuerdo claramente mis sueños.

    ResponderEliminar
  6. Hace unos 2 o 3 años Soñé 3 meses seguidos con una chica que tenía algo muy importante para decirme, pero al momento de ella decirme ese algo tan importante me despertaba.

    Hoy en día recuerdo cada uno de los sueños perfectamente, pero debido a ciertos problemas personales tengo que tomar antidepresivos y sedantes todos los días por lo cual perdí mis sueños (ya no sueño nada), y quisiera saber cómo lograr soñar con esa chica denuevo pero lograr que me diga eso tan importante antes de mi despertar.

    ¿me podrian ayudar?

    ResponderEliminar