31 diciembre 2010

El sueño de una niña.


Una niña de 6 años le cuenta por la mañana este sueño a su mamá:
"Estábamos tú y yo en la playa. Era un lindo día de sol. Yo jugaba en la orilla con las olas y mi balde. Tu estabas sobre la arena y llorabas. Yo quería jugar pero no podía dejarte llorando sola".
Soñamos desde que estamos en el útero. Soñamos en el primer año de nuestras vidas, y crecemos soñando. Sin embargo un niño difícilmente va a poder relatar un sueño antes de que cumpla los 4 años. Falta lenguaje, y sobre todo aún no diferencia la realidad de los sueños. Ambos aun se superponen.
Los niños son las personas más sensibles del hogar. Captan mejor que nadie los estados anímicos de los adultos, el entorno emocional en que viven, a pesar de que los adultos piensen que ellos no cachan ná.
La pareja muchas veces discute por la noche, cuando los niños duermen, para que no sepan de las dificultades por las que atraviesan, pero los niños leen las caras, los gestos, el lenguaje corporal, y reparan en el tono de voz agresivo, en que la mama los besa a ellos en la boca y al papa en la mejilla.
Los niños son unas antenitas en el hogar, captándolo todo, absorbiendo como una esponja las emociones no verbalizadas.
¿Que hay detrás de este sueño de la niña de 6 años?... 
A la vuelta algunas respuestas.

Interesante es comprobar que hay mayor contenido de material arquetípico en los sueños de los niños que en el de los adultos. Por arquetípico me refiero a soñar con símbolos universales, león, sol, mar, dragón, mas que con símbolos personales: trabajo, el rollo, compañero de la U, etc.
De hecho uno comprueba esto prácticamente cuando un niño de cortos años duerme una siesta: se despierta confundido, embotado, transpirado y despeinado, llorando, y se tarda mas de media hora en reconectarse con la realidad. Nosotros adultos en general abrimos los ojos y a los 2 segundos retomamos control. El niño estaba muy lejos mientra soñaba. Nosotros en cambio soñamos cerquita. No vaya a ser que perdamos control, o que alguien nos robe nuestro anillo de Gollum.
Un trabajo realizado por Kluger, demostró que los niños de alrededor de 6 años tienen sueños con contenido universal o arquetípico en un 47% de las ocasiones, pudiéndosele encontrar a los símbolos con que soñaron un paralelo mitológico. Alrededor de los 9 años esa cifra baja a 36%. En cambio en los sueños de los adultos sólo en un 26% de los sueños que el exploró fue posible encontrar material mitológico y universal. O sea queda claro que nos vamos pasmando con los años. A medida que crecemos los vestigios de la Psique Colectiva se van perdiendo: Cuando un niño nace es pura conciencia colectiva y 0 conciencia individual, lo que genera los grandes contenidos en sus sueños.
Volvamos a nuestra niña. Cuando ella le cuenta su sueño a su mamá por la mañana, ésta queda para adentro. La niña la ve en el sueño triste y deprimida. ¿No hay acaso nada mejor para un niño que pasar una tarde soleada en la playa jugando?. Su mamá no la acompaña en la celebración del mar. Llora en la arena. La niña siente cierta culpa de jugar y dejar a su madre triste. Es decir el estado anímico de la madre influye en la niña.
En el contexto de vida de esta mujer, ella está pasando por momentos de depresión, confusión y angustia. Separada del padre de la niña hace 2 años, tiene en el momento una relación puertas afuera neurótica con un hombre, marcada por las discusiones, los celos y la inseguridad. Ella no juega con su hija, y permanece muy ensimismada, relacionándose con la pequeña sólo desde las necesidades básicas de ésta.
En su sueño la niña "ve" a su madre, ve su condición anímica actual, sin poder disfrutar de la belleza, enfrascada en su dolor.
No existe una cultura de preguntarle a nuestros hijos que están soñando. Debiera. Pues dime que está soñando tu hijo y te diré quien eres, o te diré al menos cual es la situación emocional de tu hogar.


3 comentarios:

  1. Pero si en estado de vigilia ya son maestros...que se puede esperar de sus sueños¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. le encuentro toda la razon

    ResponderEliminar
  3. ¿Que hay detrás de este sueño de la niña de 6 años?

    ResponderEliminar