04 julio 2011

Se formó un mandala en el cielo.


Lunes en la noche, 20:40. Miren el cielo de hoy como aparece representado en este mapa astral. Los planetas se reparten inusitadamente por todo el círculo dibujando líneas azules y rojas en el centro al conectarse entre ellos en oposiciones, trígonos y cuadraturas. La luna nueva se pone sobre un Santiago helado.
Pero, ¿qué significa?...


Los planetas en general tienden a agruparse, a hacer conjunciones, a apelotonarse en las esquinas del cielo, y no es usual que se distribuyan tan homogéneamente por éste. El ocupar los 360º de la circunferencia genera que cada uno de los planetas se relacione con el otro que queda enfrente, con el que esta en ángulo recto, con el que está a 60º de distancia, a 120º, a 150º y 30º. Este múltiple contacto entre astros genera la figura llena de rayas azules y rojas que semeja un mandala.
Hay un aumento de la sensibilidad, un notable incremento de lo que percibimos, sentimos, intuimos y pensamos. Es como si cada célula se tornase mas activa y despierta  aumentando con ello la intensidad,  la profundidad con que miramos, y el dolor que sentimos.
Al esparcirse por el mapa de esta manera, cada arquetipo representado por cada uno de los planetas cobra energía y se manifiesta en el mundo exterior e interior. Intensidad. La polaridades con sus contradicciones se manifiestan. Todo sale a la luz. Pasado y futuro se manifiestan al unísono: cosas olvidadas cobran vida de nuevo, gente del pasado aparece, y al mismo tiempo eventos imaginados y futuros parecen acercarse. 
Cada uno de los planetas danza en un baile de opuestos. Puedes por ello sentirte atrapado y tensionado por las contradicciones. En un mapa astral el individuo yace al medio, al centro del círculo. Los planetas nos rodean entonces por estos días desde cada ángulo, auscultando y desnudando. No hay donde esconderse. Los dioses miran fieros y nos pasan la vieja cuenta que no queríamos pagar.
El destino se abre en caminos y posibilidades. Cada planeta aislado en el firmamento representa un sendero, con la chance de abrirnos o  cerrarnos a esa energía. Es como si cientos de asuntos acumulados exigieran de atención simultánea.
Cuando somos jóvenes la vida está llena de posibilidades. Uno puede escoger entre muchos caminos y todos se ven suculentos. En la medida que envejecemos los caminos posibles disminuyen y al final quedan uno o dos. ¿Que ocurrió con los caminos que no tomamos?. "¿Y si?"... nos preguntamos una y otra vez. "¿Que sería de mi destino si hubiese dicho que sí esa tarde?". "¿Y si hubiese viajado a Alemania?". Los planetas separados e individuales nos muestran las distintas puertas, las que podemos tomar ahora y aquellas que dejamos cerradas y a veces vuelven a torturarnos. Pasado, presente y futuro se entremezclan en extraña amalgama.
Tal vez en otra dimensión otro yo si que viajo a Alemania a encontrarla.
Hay una película que escenifica a la perfección la energía de los planetas en el cielo durante estos días y los distintos destinos que pudimos tomar: se llama "Mr. Nobody", del 2009. Búsquenla en los torrents, cómprenla, bájenla. Así tendrán un vislumbre de lo que acontece.




 

5 comentarios:

  1. sagitario helado????.....más aún??? o ayudará a que sea menos helado?????....por vivencias propias se ha echo muchísimo menos gélido, pero sin conseguir mucho!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena esa película. ¡Quedé pa adentro!.

    Sofía.

    ResponderEliminar
  3. por lo visto el mandala del cielo está trayendo nuevamente lo que no tenía que volver!!!

    ResponderEliminar
  4. Es interesante poder saber que pasa con los astros en esta epoca tan dificil para muchos .....

    ResponderEliminar
  5. Francisco... Agua en Marte??? Necesito una explicación!!!

    ResponderEliminar