28 enero 2010

Los Antioxidantes.

Conversamos hace algunos posteos atras en  EL CUERPO DESPIERTO (ver índice tematico al final del sitio), sobre el daño que producen los Radicales Libres (RLs) en nuestro organismo. Estos no se generan solo a traves de la respiración celular, sino que se forman por la exposición al sol, la contaminación, el humo del tabaco, etc. O sea una buena parte de los radicales libres pueden ser evitados.
Para oponerse al daño causado por estas moleculas nuestro organismo tiene un Sistema Antioxidante. Asi como hay un sistema respiratorio, uno digestivo,  la evolución ha desarrollado una serie de medidas y mecanismos para combatir a los radicales libres y demorar el proceso de envejecimiento y enfermedad.
A la vuelta algo que nunca te contaron en el colegio porque andaban ocupados con Arturo Prat.

El Stress Oxidativo,  que es la base de las alteraciones degenerativas, de los cánceres, y del proceso de arteriosclerosis se produce cuando hay mas radicales libres de lo que el organismo puede manejar. Esto mantenido en el tiempo produce un deterioro irreversible.
El daño de los radicales libres sobre el ADN, genera cáncer. Su acción sobre los acidos grasos de las membranas celulares aumenta el envejecimiento. Su influencia sobre las "grasas malas", o LDL, lleva a la ateromatosis que es el proceso porque las arterias se tapan. Su efecto en la activación de los genes que modulan las respuestas inflamatorias del organismo lleva a inflamaciones crónicas (artritis, lupus, etc). O sea unos pesados.
Al inicio de la vida en la tierra, los primeros organismos eran anaerobios, no usaban oxigeno. Cuando aparecieron los primeros seres que usaban oxígeno, estos tuvieron que desarrollar defensas contra el proceso oxidativo.
Nuestro cuerpo posee 2 tipos de mecanismos contra la oxidaxión y los radicales libres y que forman el llamado Sistema Antioxidante:
Los Antioxidantes (AO), son diferentes sustancias que previenen o demoran el daño celular producido por los RLs. Lo que hace una molecula antioxidante es entregarle un electrón al RL (que está como vimos en el otro posteo ávido de ellos). Al hacer esto estabiliza al RL , lo "desactiva" , deteniendo el proceso de oxidación de éste.
La estructura química de los antioxidantes es de mucha movilidad en sus electrones, pudiendo "donarlos" con facilidad a otro compuesto. Son generosos los antioxidantes. Y se destruyen en el proceso. Entonces hay que renovarlos.
¿Pero que es mejor?... ¿que un RL le saque el electron que necesita a la pared arterial, al ADN de una celula hepatica, al riñón, a cualquier molécula con  una función biológica, o, que lo obtenga de un AO?. Por supuesto que le saque el electron a un AO, para eso la evolución los creó. El AO paga el costo y desaparece.
Un antioxidante para entregar su electrón debe estar cerca del RL y en suficiente cantidad.

Para hacerla fácil, el Sistema Antioxidante se divide en:
1. Defensas Antioxidantes Enzimáticas.
2. Defensas Antioxidantes no Enzimáticas
Las primeras la conforman ciertas enzimas que son sintetizadas por el organismo y que requieren de metales para su síntesis: cobre, zinc, magnesio, fierro, selenio. Los llamados oligoelementos, metales antioxidantes que permiten a estas enzimas (un tipo de proteínas) actuar y destruir RLs. Son las Defensas Antioxidantes Enzimáticas. Tienen nombres raros como la catalasa, la superóxido dismutasa etc., pero no voy a complicar mas la historia (ojo que estos oligoelementos vienen de la dieta).
Las Defensas no Enzimáticas son las mas interesantes. Hay algunas que produce el organismos como el glutation, el urato, ciertas proteínas del plasma, pero las mas importantes (y aquí esta el corazón de este posteo) son las no Enzimaticas de origen DIETARIO (con mayúsculas y en negrita).
Asi es. La gran parte de los antioxidantes provienen de la dieta, de nuestra alimentación y no son sintetizadas por el organismo. Algunos potentes antioxidantes de origen alimentarios son:
-el beta-caroteno.
-la Vitamina E.
-la Vitamina C, presentes en los frutos cítricos en especial.
-los Polifenoles presentes en el vino, el té, las cebollas.
-los flavonoides.
-el selenio.
-ciertos químicos sintéticos.
En Medicina se descubrió hace algunos años algo que se llamo la Paradoja Francesa. Se estudiaron los niveles de infarto cardíaco entre la población de EEUU y de Francia y se compararon. Se descubrió que los franceses (grandes gourmets; véase la película Ratatouille para mayor info) se infartaban de 2 a 3 veces menos que los norteamericanos. ¿Pero cómo, si no comen tan bien?. La razón: la dieta mediterranea de los franceses, abundante en vino, en frutas y verduras, en aceite de oliva, en frutos secos, en pescado, o sea muy rica en antioxidantes.
En resumen, el sistema antioxidante evita el daño de los radicales libres. La principal fuente de AO es la dieta, por lo que tenemos al alcance de nuestras manos un instrumento terapéutico tremendo, físico, emocional, mental.



1 comentario:

  1. Es cierto... en nuestros orígenes comíamos fruta solamente...

    ResponderEliminar