11 febrero 2010

La decisión de Paris.

Tres diosas griegas se encontraban en filosófica y profunda discusión. Hera, Afrodita y Atenea peleaban y argumentaban cual de ellas era la mas bella. Llevaban mucho tiempo discutiendo sin ponerse de acuerdo, cuando encontraron que la mejor solución era preguntarle del caso a un mortal. Y escogieron a Paris.
Paris era el hijo del rey de Troya, y era conocido por su belleza y sus capacidades amatorias y de seducción. Había conocido íntimamente a muchas mujeres, asi que quien mejor que Paris y su expertise en el tema pensaron las tres diosas, para tomar tan importante decisión.
Paris se encontraba en el campo, cuidando de un rebaño de ovejas, cuando las tres diosas se presentaron de improviso ante él. Le contaron del conflicto y le dijeron que decidiera cual entre ellas era la mas bella.
Paris muy diplomático, contestó: -¡las tres son hermosas!.
Pero las diosas le exigieron que escogiera una, so pena de destruirlo en ese instante.
¿Que hizo Paris?...
Paris se retiró a prudente distancia para meditar por algunos momentos. Sabía que la que escogiera desencadenaría de inmediato la furia de las dos despechadas. Estaba en problemas.

Fue entonces que sigilosamente, sin que las otras diosas lo notaran, que se le acercó Hera.
-Mira Paris-, le dijo con mirada complice, -si tu me escoges como la diosa mas bella, en recompensa te convertiré en Emperador del mundo. Gobernarás sobre vastos territorios y pueblos, y todos ellos te guardaran profunda reverencia y respeto-. Dicho eso, se retiró.
Momentos depués se le acercó piola la diosa Atenea. 
-Paris- le dijo, - dictamina que soy la  mas bonita y te convertiré en el mas grande héroe que la humanidad ha conocido. Vencerás en mil batallas, y tus proezas serán cantadas y narradas por muchas generaciones.
Al final se le acercó la diosa Afrodita. Ella siempre andaba semidesnuda y cubría su cuerpo sólo con un breve paño en la cintura. 
-Paris- le dijo mientras le  miraba fijamente y el paño se le caía dejándola totalmente desnuda - si me escoges como la diosa mas hermosa te premiaré con la mujer mas bella que existe sobre la tierra y conocerás el amor y el sexo en  una forma que ningún mortal ha vivenciado nunca.
Y tomando del suelo su breve paño de seda se alejó.
El mito cuenta que finalmente Paris escogió a Afrodita como la diosa mas bella, y  que Hera y Atenea se retiraron indignadas mascullando venganza.
Afrodita cumplió con su palabra y le entregó el amor y a la mujer mas bella de la Grecia Clásica: Helena.
Sólo que habia un pequeñito detalle: Helena era casada, y la decisión de Paris desencadenó la Guerra de Troya y la total destrucción de su ciudad.

Este mito griego nos trae mucha ideas interesantes. 
Primero, los dioses no tienen la capacidad de decidir. Deben recurrir a un humano para que tome una elección. Resolver, zanjar, es un tremendo poder que cada uno posee. Tenemos libertad para escoger la dirección que queramos. Claro que muchas veces no nos hacemos responsables por esas decisiones y después le echamos la culpa al empedrado.
Cuando uno decide una opción, inmediatamente le dice que no a la otra opción. Las dioses no escogidas se marcharon indignadas. Para muchas personas el escoger es paralizante. Evaden el conflicto, porque elegir es un gran conflicto, un problema. 
Muchos prefieren dejar que las cosas ocurran solas. No escogen. "Que sea él, el que me deje". "Sólo si me llaman, voy". "Voy a dejar que el asunto decante". "Voy a esperar a ver que ocurre" Y esperan 20 años. Esa manera de funcionar también es una elección, que los demás y/o los acontecimientos decidan. Pero es un pésimo sistema. Hay 0 poder personal en el. De hecho las diosas amenazan con destruir a Paris si es que no zanja la discusión.
¿Y que escoger?: ¿a Hera?, o sea el poder, el dinero; ¿a Atenea?, la profesión, el trabajo, los ideales, el guerrero; ¿a Afrodita?, el amor...
Si uno mira su vida para atrás, hay una diosa que ha dominado en nuestras elecciones. Probablemente las otras dos estan indignadas contigo, y esas áreas de tu vida estan menos desarrolladas y son mas infantiles.
Lo interesante también es que muchos dirán: "yo escojo el amor, claro". ¡Que lindi!. Pero ojo que la eleccion de Paris del amor causa la destrucción de Troya. O sea escoger a Afrodita (Venus para los romanos) no está tampoco excento de problemas. Al contrario. Votar por Afrodita implica un fuerte trabajo.
Decisión tomada, pues nuevo conflicto creado. Es nuestro destino. Seguramente alguien se va a molestar. Pues que lo haga. Prefiero ese conflicto a la inmovilidad de la espera del "¿irá a pasar algo?" que se asemeja mucho a la muerte. ¿Blanco o negro?. ¿Me voy o me quedo?. No importa. Sólo elige y cuando lo hagas que no se te ocurra mirar hacia atras pues te volverás una estatua de sal cubierto/a de culpas. "¿Y si hubiese decidido esto otro?". Nah. Cada dia tienes nuevas decisiones que tomar que exorcizan y anulan las malas que alguna vez tomamos.
Carga, apunta y dispara. Mañana habra que escoger otro blanco. Si alguien queda herido en el camino, es inherente del decidir.



6 comentarios:

  1. Siempre elegí compulsivamente, la ambigüedad me torturaba, me tiraba ¡ que pase lo que pase!, he aprendido como Paris tomar un tiempo......luego elegir y ser total asumiendo que desde donde elijo es el único lugar posible en ese momento....he aprendido a decirme a mi misma que cualquier costo es un aprendizaje.....he aprendido a ser cariñosa conmigo en el proceso...he aprendido a aceptar mi Atenea.....explorando para que surga la afrodita y la Hera....he aprendido gracias a todas las elecciones que hecho....

    ResponderEliminar
  2. Hola, necesito saber si eres el mismo Francisco Alcoholado que ve la carta astral, por favor...

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. yo me lei todo el hp libro

    ResponderEliminar