05 marzo 2010

8.8

 
Todo es símbólico. Uno no piensa sin imágenes, y ellas generan ideas las cuales a sus vez están cargadas de significados.
Y todos buscamos significados. En la vida personal, en la de pareja, en el trabajo, en lo espiritual. ¿Por qué reacciono así?; ¿por qué me cierro y me alejo?; ¿por qué me abandonó?; ¿por qué esta ansiedad?; ¿por qué ocurrió esta devastación?.
"¡Oh!, y ahora, ¿quien podrá responderme?".
Si uno mantiene en el tiempo la pregunta/conflicto, es cuando aparecen las señales, ya en nuestra conducta, en lo que deseamos, en los síntomas físicos, en los actos fallidos, en los sueños, en los olvidos,  en el libro que estoy leyendo, en la película que justo tocó el tema, señales que si uno los toma con el debido cuidado y atención, están llenas de significado.
8.8 es un número. Pero también es símbolo. Cómo lo es una pintura, una pieza de música, un objeto. Las palabras y los números son símbolos. Para  Carl Jung el símbolo era útil en tanto describe algo que es desconocido y que no puede ser precisado en forma exacta.
8.8 es lo poco que tenemos para interpretar. Dos ochos. Si sumo el número, entonces me queda:  8 + 8 = 16.
¿Qué representa el número/símbolo 16?

En el Tarot al 16 se le llama "La Torre". En algunas versiones recibe el nombre de "La Mansión de Dios". La imagen de arriba pertenece al Tarot Mítico, y se ve una torre que es destruida por rayos que caen del cielo al mismo tiempo que el mar se levanta. En primer plano aparece el dios Poseidón, Neptuno para los romanos, con su clásico tridente, presenciando y orquestando la completa devastación.
Poseidón era hermano de Zeus y de Hades, y cuando los dioses vencieron a los Titanes, los tres hermanos se repartieron el mundo: Zeus sería el señor de los cielos y las altas montañas, Hades del inframundo y los muertos, y Poseidón de lo que estaba en el medio, las tierras planas y sus extensiones de agua. Poseidón era pues el señor de los terremotos y los tsunamis. Los marinos le rezaban en sus viajes por un mar tranquilo y calmo.
La misma carta XVI, en la versión del Tarot de Marsella, nos muestra algunas variaciones.

Aquí no vemos mar, y la torre está fuertemente plantada sobre la tierra.  Es alta, y esta hecha de piedra unida con fuerte argamaza. Parece impenetrable e indestructible. Los hombres habitan orgullosos dentro de ella. Sin embargo una lengua de fuego (parece una pluma) golpea la cúspide de la torre y la derriba. Los sujetos que habitaban en su interior caen al vacio.
Si se fijan las ventanas de la torre son pequeñas. ella se asemeja mas a una fortaleza que a una casa, que les protege pero que a la vez les aislaba del entorno. Me imagino que los dos hombres se sentían a resguardo en su interior. Pero un poder mayor los saca de su comodidad y los arroja sin clemencia al vacío.
Si observan bien, los dos indivuduos no caen de la misma forma. Al de la derecha solo le vemos la parte superior del cuerpo, pero el de la izquierda está cayendo de una extraña manera. La forma de su cuerpo, la posición de pies y manos es llamativa. Su figura cayendo forma una letra, gnäin, que es justo la décimo sexta letra del alfabeto hebreo (¡!). O sea en la caida asume una  postura y un gesto. Ante la destrucción el sujeto de la derecha va al vacío, inconsciente, como una marioneta, dando botes. En cambio el de la izquierda dada la magnitud del evento, se ha despertado y cae consciente, completa y absolutamente despabilado.
Otra versión de la misma carta, ahora en el tarot de Rider-White, nos muestra lo mismo. Fíjense que la torre ahora está emplazada en la cumbre de una montaña y luce muy sólida. Las ventanas también son pequeñas, y un rayo cae desde el cielo destruyendo su cúpula que semeja una corona. Los mismos dos individuos caen, y el de la izquierda repite la misma especial posición que la versión de Marsella.


La cantidad de energía que fué liberada con el sismo fue enorme. Lo medimos por un número: 8.8. Fué tanta la energía que el planeta llegó a dar un salto. El eje terrestre que atraviesa la tierra de Polo a Polo, se movió 6 centímetros. La Tierra tiene una inclinación de 10 metros que corresponde a  23.5 grados. Después del sismo quedó en 23,67º, y la inclinación del eje aumentó a 10,6 mts.
Esta redistribución del peso de la Tierra al moverse el eje, hizo que el movimiento de rotación del planeta se acelerara, acortando el día en 1,26 millonésima de segundo. ¡Hubo entonces hasta un cambio de tiempo!.
Y esa tamaña energía fué liberada justito bajo nuestros pies. Durante 2 minutos,  todos fuimos agarrados y lanzados al vacío. Esa energía  saliendo desde las entrañas de la tierra atravesó nuestros cuerpos, nuestras cabezas y fue liberada a todo lo largo y ancho del planeta. No podemos ser los mismos. Fue como si todos nos hubiésemos puesto de acuerdo para a las 03:34 meter los dedos al enchufe. Una convulsión colectiva. ¿Qué hacemos con esa energía que nos traspasó y aún se siente?.
La Torre, nos presenta dos opciones: caer atontados, con mucho mas miedo, egoistas y oportunistas, robándo y desvalijando al prójimo,  en un sálvese quien pueda, o caer despiertos y conscientes, intentando entender los significados que esta crisis nos presenta.
Los ¿por qué? no me importan. Los ¿para qué? son mejores.
Los arcanos mayores del tarot son como una historia que parte en el 1 y temina en la carta 22. La destrucción de la 16, da paso a la Estrella, la esperanza, en la carta 17. La Torre actuaba como un muro que nos separaba y aislaba del resto. Ella nos mantenía ocupados en trabajo, deberes, absolutamente autistas. La fortaleza ha sido destruida y piluchitos, sin máscaras y menos ego,  mas simples y a la vez  mas curtidos, nos enfrentamos a un renacer, personal y colectivo.

 

La imagen de arriba pertenece a un tarot basado en la mitología celta del rey Arturo. Se vuelve a mostrar aqui que la Torre es la última fortaleza del castillo, el lugar que cuando ya esta todo perdido, se refugia el rey y sus mas fieles. Dos dragones, que en algo recuerdan la figura del ying y el yang la están destruyendo. La tierra yace abierta y agrietada por un cataclismo.
Pregunta: ¿donde has crecido mas en tu vida?, ¿donde te has pegado los  mayores saltos en el proceso de madurar?: 
A. En la fiesta, el webeo, la angustia, el copete y el Festival, eo, eo ,eo. (Festival que también se cae en el cierre)
B. ¿o en las crisis y la adversidad?.
Bielsa es sabio. "De las derrotas fué de donde mas aprendí", le escuché decir en una conferencia de prensa. Cayó parado.
Hay que decidir como caer al vacío pues.




3 comentarios:

  1. No sabes la alegría de volver a encontrarte en mi camino!!! desde el tiempo de radio Tierra que no sabia nada.. en ese entonces era una jovencita a ala cual tus palabras y tu sabiduría habrierón nuevos hoirizontes para el entendimiento...se han recorrido muchos caminos y como si nada encuedntro esta dirección en una revista... la Sincronía de los tiempos en estos momentos es arrolladora.. gracias por estar y por ser parte de mi universo... abrazos de energía!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡ Francisco!!! que linda sorpresa yo fui su auditora fiel en radio tierra escribi muchas notas y grabe casette de esos maravillosos programas siempre lo recuerdo como un gran medico quisiera volver a oirle en la radio algun dia me interesa el libro ."cuando el cuerpo habla" ud. hizo unos programas radiales con ese tema creo que es un libro suyo ¿donde puedo conseguirlo? bueno su pregunta que representa el numero "16" para mi =1+6=7 numero de Dios para mi : la limpieza del alma ,corazon y mente del ser humano escogido por Dios el que tiene oidos para oir oiga el llamado a limpiarse. bendiciones una dueña casa del pueblo.. rosacolombba@live.cl

    ResponderEliminar
  3. Nos estamos reuniendo todas las auditoras de Signos Vitales, creo que es una buena manera de canalizar nuestra conciencia colectiva que había quedado dispersa cuando se acabó el programa, aunque extraño mucho la música, como sugerencia: podrías mencionar las canciones que ponías en la radio ya que al no ser comerciales cuesta conseguirlas...

    ResponderEliminar