28 abril 2010

El ánimus (3): el superhéroe.


Una mujer de 65 años sueña:
"Subo por una escalera circular. Es una especie de torre o faro. Mas personas suben conmigo. De repente llego a un escalon que está a dos metros de altura del cual estoy parada. Pienso que no podré subir mas. Hay un joven que me ayuda. Él logra subir en el escalón en altura, me alcanza su mano y con fuerza me jala. Seguimos subiendo y de nuevo hay otro escalon alto. El joven me vuelve a ayudar pero esta vez yo tambien hago fuerzas, y el ya no recibe todo mi peso. Continuamos el ascenso y salimos arriba donde es de noche y se aproxima el amanecer. Va a ocurrir un gran evento, y es que Marte va a salir justo antes de que salga el Sol y lo hará de una manera especial. Todos estamos atentos. Sale Marte por sobre la cordillera y parece explotar generando una hermosa aureóla a su alrededor."
Continuo con las conversaciones sobre el ánimus que he realizado en los posteos anteriores del Arte de Soñar.
La representación de lo masculino en la psique de una mujer, se llama ánimus, y vimos que éste podía ser en líneas generales positivo o negativo. En su forma negativa podía representarse como un vampiro, un asesino, un destructor de mujeres, que les quita su autoestima, las inseguriza o por el contrario las transforma en hombres alejándolas del amor y dañándolas.
¿Qué es un ánimus positivo?. ¿Qué efectos tiene en una mujer?.
A la vuelta respuestas.

Un ánimus positivo significa que las buenas cualidades del arquetipo de lo masculino buscan expresarse en la psique de una mujer. ¿Cuáles son estas?: fuerza, capacidad de decidir, protección de la familia, proveer, cazador, resistencia, acción, guerrero,  la palabra, análisis, desapego emocional, arrojo, valor, objetividad, sabiduría, iniciativa, etc. etc. Podría llenar páginas y páginas de virtudes pero por asunto de tiempo me voy a remitir a estas pocas.  :)
El ánimus de una mujer esta formado por trozos, y en general no es enteramente negativo o positivo, sino que tiene de ambos, con el predominio de alguno de los dos. Cuando un ánimus negativo gobierna dictatorialmente, ocurre aquello que conté en el último posteo de ánimus cuando hablé de "posesíon por un ánimus".
Los ánimus positivos aparecen representados en la mitología, en los cuentos, en la cultura y la religión. El Príncipe Azul, por ejemplo, que transporta a la mujer a la esfera del amor ideal y pefecto. Un superhéroe, que salva mujeres en peligro con su superfuerza y su supervista. Jesús, que dice "hombres ¿porque van a apedrear a esta mujer?. ¿Acaso ustedes se sienten superiores a ella, tan libres de pecado?".
Si una mujer necesita algunas de las cualidades de lo masculino, no debiera proyectarlas en una pareja y casarse con ésta. Debiera desarrollarlas primero por sí misma. Si ella se siente con miedo e incapaz de cuidarse se va a ir rapidito a buscar un marido papá. Pero despues de 5 o 10 años, le va a decir a su marido papa: "es que no me dejas hacer nada. Te tengo que pedir permiso para todo". O sea, lo que era un vacío que esa pareja llenaba y compensaba en un comienzo, se transforma con los años en un impedimento de desarrollo y una lata.
¿Porqué no aprender a cuidarse por sí misma primero?. ¿A decidir?. ¿A ser valiente y guerrera?. Si una mujer desarrolla las cualidades positivas de lo masculino, no andará buscando por ejemplo papás para emparejarse. Ya no le llamarán la atención. 0 atracción.


El hombre interior positivo crea puentes en la mujer con su alma, con quien es ella realmente, y la proyecta y desarrolla en el mundo real.
Volvamos al sueño:
La soñante sube por una torre y una escalera circular. Esta escalera es en realidad en espiral y ascendente. Lo espiral esta en la estructura del ADN, en los zigurats babilonios, y representa volver al mismo punto, pero una pizca mas arriba cada vez. Giramos y giramos subiendo, hacia un objetivo en lo alto (simbolo opuesto al bajar o abajo). Es una torre o un faro, estructuras que conectan tierra y cielo, lo profano con lo sagrado. Ella sube.
Pero hay un obstáculo. Repentinamente el siguiente escalón se empina a dos metros de altura. "No puedo subir mas" piensa. Y he aquí que aparece un hombre desconocido (¿recuerdan?: hombres desconocidos en sueños de mujeres= ánimus), un joven que la alza y le permite sortear el obstáculo.
Después el problema se repite. El joven la vuelve a ayudar, pero ella ya ha aprendido y juntos superan ahora el escalon. En el segundo impedimento a subir, ella no es un peso muerto, toma parte activa en superar el obstáculo.
Se llega al techo de la torre/faro. Es de noche y ocurrirá un acontecimiento con Marte. ¿Y que representa Marte?... Marte es el dios de la guerra, de la acción. Es un dios masculino, independiente, seguro, valiente y decidido. Tiene claro donde ir, que hacer y como lograr sus deseos. Marte se alza sobre el horizonte esa noche y explota generando un áura. Tanto Marte como el joven representan la activacion del arquetipo de lo masculino positivo en esta mujer. Ve y decide. Anda y créete el cuento. Tu primero, tu segunda, tu tercera. Basta de lloriqueos y dependencias. Marte es sexual y seductor. Nuestra soñante tiene ese tema guardadito en un cajón.
La psique le propone claramente la ruta a seguir. Es el momento de lo masculino. No se aceptan niñitas aquí.
Claro que en la mañana uno puede decir "mish la tontera que soñé" y seguir tranquilamente con su vida pájara.

 Admito que este es un ánimus un tanto confuso.



2 comentarios:

  1. suuuper ....gracias ...

    ResponderEliminar
  2. Me rio a carcajadas con tus post, gracias por hacer este blog tan entretenido, fácil de leer y además divertido, y que decir, una gran herramienta para la vida, saludos!
    Paloma

    ResponderEliminar