13 junio 2010

La carta del Domingo.

Hay un mazo de cartas que se llama OH, son alemanas, y se usan  en psicoanálsis, en psicopedagogía, y como oráculo. 
Hay dos tipos cartas en el OH: unas son imágenes y las otras traen una palabra. Las cartas que traen palabra, tienen su centro vacío, y ahí se pone la imagen que es una carta un poquito mas pequeña.
Uno puede hacerle lo que quiera a la relación imagen-palabra que es sacada al azar. Se puede describir lo que se ve, asociarle algo tanto a la palabra como a la imagen, amplificar, que es relacionarla con elementos universales, cuentos, religiones y mitos, o, uno puede también adivinar, o coser imagen/palabra y contar una historia, o relacionar lo que aparece consigo mismo, etc., etc., etc.
En noche de otoño con olor a lluvia, en Géminis, interconectados todos, y mundialeros, :zippyrock:, salió:




El juego es hacer la composición que quieran con lo que aparece. Uno proyecta y escribe lo que sea con el material dado y se tiene un espacio, aqui, para decirlas.
Googleen, traduzcan, la palabra en inglés que rodea la imagen.
Sho me quedo cashadito...

8 comentarios:

  1. Será un llamado para volver a ese tiempo en que uno era pequeño, ignorante, aprendiz? Pasar por la "verguenza" de no saber? Ser un "humilde", un desconocido como el campesino que siembra, en un trabajo manual poco "glamoroso" y que sabe que el acelerar los procesos es inútil y desgastador? Será por ahí? Ah? Puchas, no sé...la tele me ha dejado inocurrente!
    Francisquita

    ResponderEliminar
  2. El tema me parece a mi que tiene que ver con que a veces confundimos humildad con hunillacion. Creer que si un trabajo nos parece "simple" es bajar de pelaje, La persona en la imagen esta sembrando semillas, en un trabajo tan antiguo como la Vida, y es de una humildad que engrandece. Es un obsequio el poder ayudar a la naturaleza, no hay nada humillante. Es una analogia de muchos trabajos y titulos rimbombantes que no aportan nada y que de verdad son humillantes. Al menos eso me llego como inspiracion... IA

    ResponderEliminar
  3. veo la imagen y me parece preciosa, un hombre sembrando... la pasividad, tranquilidad, el respeto por los tiempos de la naturaleza,la suavidad y la fortaleza de un trabajo tan noble...aunque la acuarela de la ilustración me parece un poco triste. hay una contradicción con la palabra: humillado, avergonzado, etc. se me ocurre que representa la apariencia superficial de las cosas, desde la mirada de un exitista esta tarea agrícola puede resultar humillante

    ResponderEliminar
  4. me sumo a la vision del sembrar y lo bello que resulta, y me sumo al concepto de la humildad: que es la tierra la que nos provee y nutre...pero también es esfuerzo, trabajo, soledad, espera y esperanza...eso no más saluditos p todos

    ResponderEliminar
  5. yo creo que la imagen fusiona ambas cosas ya nombradas, la escencia del trabajo con la tierra, el cultivar, manera central de generar cultura, pero no una cultura material sino que ligado, directamente, con la germinación que nos brinda la naturaleza, el esperar de manera paciente, no pasiva, que la unión de lo humano con lo cosmico nos brinde un nuevo regalo. Si eso lo vinculamos a nuestro actuar presente, como comunidad global, que más que cultivar explotamos nos llama a bajar las revoluciones, "humillarnos" ante el espacio que nos ha dado los medios para crecer. no se, se me ocurre a mi.. !!

    ResponderEliminar
  6. Humillarse puede ser sufrir menoscabo en la dignidad de uno. También se usa la palabra para referirse a cuando uno se inclina ante alguien de autoridad. Me suena como que no estamos sembrando algo bueno en la tierra, no la tratamos con dignidad. No nos inclinamos ante su grandeza, queremos explotar todo de ella... bueno salvo cuando se nos mueven las cañuelas con el terremoto y nos acordamos de que nuestra casa está viva. Eduardo

    ResponderEliminar
  7. LA NATURALEZA SE COMPORTA COMO ELLA QUIERE, NO COMO UNO ESPERA......"VIVA LA MADRE NATURALEZA"

    ResponderEliminar
  8. La palabra es "humillar". El hombre siembra la tierra.
    Haciendo las asociaciones universales o arquetípicas con la imagen, el es expresión de todas la diosas de la tierra, telúricas, diosas madre: Demeter, la Pachamama, Kuan Yin en Asia.
    Ellas son bondadosas, y nos dan el don de la agricultura y los alimentos.
    A la tierra la humillamos diariamente: el desastre del Golfo de México, los agrotóxicos con que destruimos la faz de la tierra (véase programa de Contacto en el 13 hace 1 semana)y nos enferman, el poco valor que se le da a la alimentación sana, los transgénicos etc., etc., etc.
    A la naturaleza la estamos violando, ignorantes de que con ello nos destruimos nosotros mismos.

    ResponderEliminar