18 julio 2010

La carta del Domingo.

Bhagwan Shree Rajneesh fue un maestro indio que se hizo llamar Osho. Sus escritos y charlas se basan en devolverle la libertad a las personas, a través de la toma de conciencia de que somos manipulados por el sistema, por los dogmas, las religiones, y por nuestras propias cabecitas. 
Los yo debo, deberían virar en los yo quiero, dice; los yo me comporto, transformarse en los yo me expreso, y los yo tengo en los yo me desapego.
Hay un Oráculo que él creó y que se llama "Osho Neo-Tarot". Cada carta es una historia, sacada de las tradiciones orientales, de la India, del Japón, del budismo y del zen.
Hace frío, falta mucho invierno, y una buena historia con moraleja nos vendría  esta semana de pelos, como dice Bart Simpson.
Al lado de la salamandra, la carta que salio fué...




La carta relata la historia del dios Krishna y el rey indio Arjuna.
"Tenía que comenzar la guerra. Ambos ejércitos estaban enfrentados el uno al otro, y sólo esperaban que les dieran la señal para empezar a matarse. Arjuna, viendo las decenas de miles de personas, vacila.
Entonces piensa: -esto es una estupidez. Sólo por mi reino, sólo por ser rey, no vale la pena matar miles de personas.
Tan penetrante es su pensamiento que deja caer su famoso arco y le dice a Krishna, que era su cochero: -desvía el carro. Llévame a la selva y déjame ahí. Quiero renunciar al mundo. Yo ya no quiero este reino y ya no quiero luchar mas.
Entonces Krishna discute con él y le dice:
-Está decidido por Dios. La guerra sucederá y es inevitable. Incluso si tú escapas algún otro habrá de tomar tu lugar, pero la guerra va a acontecer. Así que no te preocupes, tu eres sólo una excusa. Y tú no estás matando a esta gente; Dios ya ha decidido que esta gente debe morir. Y si no los matas tu, los matará la malaria, el hambre o la próxima guerra o tirano. Los ejércitos están formados listos para morir. Y recuerda que sólo morirá el cuerpo, pues el alma es eterna, y ellos naceran de nuevo".
La historia es extraña, pues dice Krishna"ve y mata" cuando Arjuna se acobarda y duda.
Pero la carta dice abajo "juego", y nos da la clave del relato. Para Krishna todo es un juego. Todo lo que uno hace, incluso la lucha es un juego. Si todo es juego, y  todo es sueño, ¿para qué preocuparse?, ¿para que correr y angustiarse?, como  si de nuestras pequeñas decisiones cotidianas dependiera el destino de la raza humana.
¿Guerra?... ve y lucha.
¿Trabajo?... ve y trabaja.
¿Depresión?... ve y deprímete.
¿Amor?... ve y ama.
¿Separación?... ve y sepárate
Pero no te arranques a la selva. Hazlo todo jugando. Nada fácil cierto, pero se puede intentar.


1 comentario:

  1. Hoy emprendere mi camino al juego.


    Vamos que se puede !!

    Gracias

    ResponderEliminar