06 enero 2012

La flor del zapallo.


Una mujer de 58 años esta pasando por un período difícil pues la salud no esta bien, el trabajo ha estado escaso, y se siente confundida y sola.
Imagina entonces hablar con su padre. El murió hace 32 años y era un hombre aventurero, lúdico, lleno de desafíos y sueños, que compartía con ella muchos intereses intelectuales. Como no puede hablarle decide incubar un sueño con él. Le necesita.
Durante 5 noches se va a la cama con la idea de encontrarle en un sueño. A la sexta  sueña lo siguiente:
"Es de noche y estoy en un lugar al aire libre. Es una explanada y hay dos hileras de cabañas blancas,  pintadas con cal, de techos planos y que se alinean quedando cada cabaña en frente de otra. Tienen puertas de entrada y salida y yo busco algo, entro y salgo por las puertas, hasta que parada en el umbral de una puerta veo a mi padre también de pie en el umbral de la puerta de otra cabaña. Está como lucía a los 60 años, y lo veo junto a mi hermana y a mi hija cuando ella tenía 7 años.
Mi padre me dice que mire mi mano izquierda y veo en ella 3 pepas de zapallo, y agrega tranquilo que la del medio es la importante, y yo reparo entonces que la pepa del medio no tiene la cáscara dura propia de las semillas. Esta pelada. Yo me quedo mirando mi palma abierta con las semillas y entonces aparece ante mi una planta de zapallo con sus hojas y sus guías como las de la parra de un verde suave y nuevo y distingo una flor de zapallo amarilla de gran belleza.
Y ahora mi padre declara solemne: "pero lo mas importante es la flor del zapallo", y ahi despierto".
A la vuelta la enjundia.

Las semillas como símbolo representan el germen de lo nuevo, son un potencial pronto a estallar y dar origen a una nueva vida, a una transformación, son fuente de cambio y de comienzo. Pero una semilla puede permanecer encapsulada por siempre, teniendo el poder de crear pero cerrándose tras su dura cáscara, evitando abrirse a la tierra y explotar. La soñante se encuentra pasando por un período duro, y en el dolor esta enojada con la vida. Introvertida, con su cabeza llena de imágenes de soledad y de como el destino le ha torcido la mano, ha optado por refugiarse en sí misma, por alejarse desconfiada y herida del flujo de los acontecimientos. Esta cerrazón ahonda su soledad y su sensación de que el mundo es un lugar hostil.
Pero su padre le dice que repare en la semilla que no tiene cáscara, la que está lista para ser puesta en la tierra y generar vida. Las otras dos semillas aún tienen la coraza puesta. Si ella deja la pepa sin piel a la intemperie se va a secar. Hay una señal de urgencia en el mensaje del padre. La pepa del medio es la mas importante y debe ser plantada ahora, sino morirá. Hoy es el tiempo correcto parece decir su padre. Tal vez las otras dos semillas representan futuros cambios en su vida, dones aun dormidos en ella que algún dia se abriran camino hacia afuera.
¿Y cual es el proceso que emprenderá esa pepa sin cáscara?: según las imágenes del sueño producir un zapallo, y que éste de hojas y que finalmente produzca una flor. "Pero lo mas importante es la flor del zapallo", hace hincapié su padre. Una semilla es un potencial, un zapallo adulto me puede alimentar, puedo hacer un cántaro con él, o usarlo para Halloween, es útil, ¿pero cual es la función de la flor?... para los Hombres de Gris (léase Momo de Ende) ninguna, para el resto es un símbolo de belleza, de irradiar hacia afuera, de ser vista, de lucir. La flor del zapallo es el orgullo del zapallo, todo el breve e intenso viaje de ser zapallo culmina en su flor amarilla. Autoestima, confiar en tus colores, brillar, exponerte ante los demás, las flores están para ser admiradas. Si la soñante esta introvertida, insegura y ensimismada, la semilla sin piel y la flor la invitan al mundo.
La soñante queda feliz de haber escuchado a su padre y de verle bien y siempre sabio, y comienza a trabajar el sueño. Googleando zapallo, se hace una experta en su morfología, planta semillas, lo dibuja, pero paralelamente mastica y entiende los símbolos que le comunica el sueño y decide volver a salir al mundo exterior, pues no quiere ser una semilla guardada, sino algo que germine y de flor.
Ella es una mujer inteligente, con mucho estudio, pero tímida a la hora de usar sus varias habilidades de manera práctica. Después del sueño toma los riesgos, se pone a trabajar de manera independiente, y le va bien, y paralelamente su salud va mejorando. A los pocos meses tiene de nuevo trabajo formal, desarrolló habilidades laborales independientes, amplió su mundo y seguridades y se siente hoy mas una flor que una semilla invernando.

Y todo empezó por una pepa.





7 comentarios:

  1. Que bien! me pareció muy interesante y tan gráfico...cuando haces análisis parece tan fácil..bueno hay que ejercitar "el ojo" creo..

    ResponderEliminar
  2. Siempre me gusta mucho en sus escritos la palabra incubar, seguramente es parte del vocablo técnico y además de mi ignorancia de ver tanta sabiduria de su parte...gracias Maestro.
    Surama.

    ResponderEliminar
  3. waaa, quiero soñar!!!

    Rosario P.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Francisco, tengo tu voz en mi disco duro de los timpos de radio tierra,....Habia un vez....jajaja
    Gracias por tu generosa entrega de luces!
    Un abrazo.
    Cristián Pablo

    ResponderEliminar
  5. Fantástica y simbólica la narración. saludos

    www.fullmundo.cl

    ResponderEliminar
  6. Soy la flor del zapallo vengo llegando de Puerto Montt,Maullín y otros lugares ,después de haber sembrado muchas pepas sin cáscara espero que la humedad del sur les permita florecer en cada maestro y maestra ,en cada niño y niña,¿Pienso, si la reforma educacional incluyera en sus planes ,clases de mitos , de sueños,de meditación?
    ¡qué despabilados seriamos!!

    p,d Francisco gracias por la belleza del relato,por la esencia de mi sueño y su belleza estetica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, que si no se tiene en cuenta el significado profundo que cada uno de nosotros de damos a los "símbolos" nos quedamos con una receta muy fácil, pero poco profunda.
      Me explico, soñar con un paraguas debe tener diferentes significados emocionales para alguien que viva en Londres, u otro que viva en un desierto. Si te han golpeado con uno o si has vivido una hermosa experiencia debajo de él.
      Entonces lo que quiero descubrir, realmente de mi, el mensaje verdadero no lo podemos leer. Creo.

      Eliminar